Historia

 

Los primeros inmigrantes se dedicaron a la agricultura, ganadería y explotación forestal. Cultivaron trigo y frutas de clima frío, y  dieron inicio a la tradición de elaborar chocolate y pastelería en la Patagonia. Lo hicieron con recetas de sus países de origen, a las cuales incorporaron ingredientes de la región.

El chocolate se convirtió en un elemento de especial atención ya que motivó intercambio de técnicas, costumbres y tradiciones para su producción.

En 1981 se inauguró el primer local en la ciudad de Bariloche, en una casa de estilo alpino. Se podían comprar chocolates, frutas en conserva y dulces. En el salón se servían té y chocolate caliente, acompañados por una deliciosa repostería. Esos fueron los primeros pasos comerciales de Abuela Goye, compañía que en 2019 cumplió 37 años.

En un principio, la repostería y los chocolates se hacían para el consumo en el hogar, compartiéndolos con vecinos y amigos. Luego, por su buena calidad y expresión de identidad local, estos productos se constituyeron en una atracción para los turistas.

Con ese espíritu familiar nació Abuela Goye. El nombre es un homenaje a las primeras mujeres inmigrantes, trabajadoras y pioneras, quienes con pocos recursos cocinaban rico y sano en sus nuevos hogares de la Patagonia.